La PNL, Poderosa en el Cambio de Hábitos como: Dejar de Fumar !!.

La PNL es la metodología más poderosa hoy en la psicología aplicada, y especialmente en el cambio de creencias, hábitos y en el control de las adicciones. Es potente porque nos da un modelo estratégico de hacer cambios a nivel de la experiencia subjetiva humana. La PNL nos equipa con el proceso de descomponer cualquier problema humano en sus elementos inherentes, y romper la estrategia que el cliente utiliza para crear una situación y quedarse atascado y sin poder salir de ella. Equipados con todas las poderosas herramientas de la PNL, estamos en condiciones de ayudar al cliente a construir estratégicamente una nueva experiencia.

Si es aplicado correctamente, el método de la PNL ayuda a eliminar los errores de nuestro modelo mental y también nos permite probar nuestro trabajo. Sabemos cuándo hemos tenido éxito con el cliente y cuándo el cliente ha experimentado un gran avance. También podemos recrear el modelo de una estrategia terapéutica exitosa y enseñarla a otros.

Podemos evaluar la eficacia de nuestra estrategia, y si no funciona a nuestra entera satisfacción, podemos hacer los cambios necesarios utilizando las Técnicas de la PNL para el cambio. Para maximizar su eficacia debemos desarrollar un sistema de intervención mediante el Modelo de la PNL.

La PNL es diferente del enfoque tradicional de la Psicología, el cual se centra en el problema. El enfoque tradicional de la psicología, se centra en la causa, y muchas personas asisten a terapia durante años examinando y analizando esta causa. Hay muchas dificultades con este enfoque. En primer lugar, la gente a menudo no recuerda exactamente lo que pasó. En segundo lugar, incluso si recuerdan, su memoria es incompleta. La gente olvida las cosas y llena los espacios en blanco con sus experiencias actuales. Su memoria es difícilmente precisa. En tercer lugar, se refuerzan creencias sobre causas externas que hacen que la persona se sienta de cierta manera víctima del evento e indefensa. También refuerza el dolor emocional, similar a volver a romper un brazo que ya se rompió una vez.

El enfoque de la PNL es totalmente diferente. Nuestro objetivo como profesionales es investigar cómo el cliente está creando la experiencia actual, y obtener las herramientas para crear un futuro diferente, independiente del hecho pasado.

 Algunas personas pasan años definiendo su realidad basadas en su pasado, ajenos a lo que es posible hoy en día, y no pueden percibir un futuro convincente. El método de la PNL está diseñado para liberar a la gente de las cadenas del pasado, lo que lleva a una realidad que es independiente de lo que sucedió en el pasado.

El uso de la PNL es particularmente eficaz para romper los patrones de una adicción. Una adicción es un patrón inconsciente con el apoyo de otro patrón consciente de conducta. El individuo se convierte en un experto en replicar este modelo y lo hace sin ningún conocimiento consciente. Cuando se le preguntó por qué lo hacen, una respuesta típica es “No sé”. “Me gusta”, “Traté de parar pero no puedo” o “Siento el deseo y no puedo detenerme por mí mismo”.

Para ayudar al cliente, el enfoque tradicional intentaría interrumpir el comportamiento real. El Método con PNL va mucho más profundo y es aquí donde las técnicas de PNL se vuelven muy eficaces.

Echemos un vistazo a la adicción al tabaco desde el punto de vista de la PNL. Si usted es fumador, ha desarrollado un patrón de conducta del hábito de fumar. Debajo de ese patrón evidente hay un conjunto de patrones que son los impulsadores para su comportamiento.

A nivel superficial, usted ha creado un ritual de alcanzar un cigarrillo con una mano en particular, alcanzar su encendedor, encender el cigarrillo e inhalar. La inhalación, que viene con una “muy placentera sensación resultante” completa este patrón.

Si usted es un fumador empedernido, repite ese patrón muchas veces durante el día. El uso de técnicas de PNL a este nivel superficial, permite alterar este patrón de alcanzar el cigarrillo. Podrías tratar de hacerlo con la otra mano y encenderlo con la otra mano. El patrón de conducta se interrumpe y no se estaría realizando el ritual inconsciente de fumar. Esto no te hace sentir bien, y si lo haces muchas veces llegará un momento en que te dices a ti mismo, es mas cómodo eliminar esa conducta.

También puedes decidir fumar de la misma manera que siempre lo hacías, pero tendrías 60 segundos entre sostener el cigarrillo en la mano y encenderlo. Eso sería alterar el patrón también.

También podrías usar un anclaje negativo como imaginar algo muy desagradable (como mierda de gato fresco) mientras llevas el cigarrillo a la boca. He utilizado esta estrategia con eficacia. Yo, literalmente, logré con esto alejar a muchos de mis clientes del habito de fumar. Cosas repugnantes son muy eficaces para romper patrones habituados.

Ahora, vamos a ir más profundo. Usted no toma un cigarrillo sin hacer algo en su cerebro – esa es la señal interna para comenzar a fumar. Volvamos a la última vez en que usted tomó un cigarrillo. Ahora, vamos unos pocos segundos atrás, al momento en el que está tomando la decisión de fumar. Normalmente, tienes la sensación del deseo de fumar, ya sea precedido por algo que te dices a ti mismo y una imagen interna, o simplemente decirte algo a ti mismo, o simplemente ver una imagen.

Las emociones no ocurren nunca en ausencia de algo que hace que ellas aparezcan. Las emociones siempre están precedidos por algún tipo de diálogo interno o una imagen, un sonido o ambos. Eso pasa muy rápido. Encontré clientes que solían decir algo como: “quiero un cigarrillo”, “Este es el último”, “Necesito relajarme” o algo por el estilo.

Este patrón interno ocurre muy rápidamente y puede ser interrumpido. Puedes borrar la voz o cambiar sus cualidades o sus sub-modalidades, hablando en términos de PNL. Puedes hacer que te digas algo diferente. Puedes añadir otra voz que te dice: “el alquitrán en mis pulmones es cada vez más grueso” o algo por el estilo. Puedes traer una imagen repugnante de los pulmones de un fumador (o algo que te repugne), o emplear una docena de otras técnicas de PNL para hacer los cambios al nivel en el que te has estado dando permiso para comenzar a fumar.

Vamos mas allá. Tu sabes exactamente cuándo empezar a fumar. Puede existir un número grande de razones. Podría ser una situación en la que te sientes estresado o feliz. Podría ser una situación en la que te sientes incómodo o una situación en la que otras personas están fumando. Independientemente de la razón, tu sabes exactamente cuándo empiezas a fumar. Las situaciones en las que te encontrabas al comenzar a fumar son tu contexto para fumar. Érase una vez cuando tomaste la decisión de fumar en un contexto particular y te sentiste bien. Ese contexto es tu punto de referencia interno necesario para que tu sientas que debes hacer el ritual de fumar.

Para realizar cambios a este nivel, con el uso de técnicas de PNL, podríamos borrar el contexto de tu mente mediante el uso de potentes métodos de influencia subliminal. También podemos replantear el significado del contexto. Si fumar te dio un sentido temporal del control, por ejemplo, puedes replantear tu conducta sobre una situación en la que has estado experimentando una frecuente pérdida de control. Podemos instalar una fobia a fumar o crear una amnesia para olvidar el tabaco. Las opciones son infinitas.

Subyacente con el habito de fumar viene la creencia acerca de la propia capacidad de parar. Muchas personas piensan que son incapaces de detenerse por su cuenta. Nuestro propósito como terapeuta es restablecer el sentido de control sobre esa conducta. Si diariamente tomas muchas decisiones. ¿Por qué no pudiste tomar esa decisión aun? Si estuvieras en un edificio en llamas y tuvieras que saltar para salvar tu vida, esperas y te quemas, o elegirías saltar? La respuesta es obvia.

Uno de los mayores malentendidos entre los “adictos” es la creencia de que son incapaces de cambiar su conducta. TAN ilógico como es, esto impide a las personas tomar acción.

Lo cierto es que las personas están más inclinadas a buscar una gratificación inmediata, que a temer por un dolor postergado. La recompensa de fumar es inmediata, mientras que el posible dolor por un cáncer puede ser postergado y no es algo que está exactamente definido y especificado.

Ese patrón también se puede cambiar con Técnicas de PNL. Si tu miedo a las consecuencias de tus acciones te llevara a cambiar tu conducta, pudieras ganar la guerra contra tu patrón adictivo. Esto se puede lograr con la instalación elegante de un temor.

Y ahora lo fundamental, para romper con un patrón adictivo es necesario tener una razón de peso para detenerse. ¿Cuál es tu motivación? ¿Cuál es la visión de tu futuro? ¿Cuál es tu visión de tu vida en ausencia de esa conducta o de ese habito? Imagínalo ahora mismo. ¿Tienes una razón suficiente para detener tu conducta o habito indeseado?

Yo únicamente trabajo con las personas que están motivadas para cambiar. Si ellas no lo están, están perdiendo su tiempo y yo el mío. Yo siempre les digo: “Puedes regresar cuando encuentres una verdadera razón para hacer el cambio”. Entonces podremos lograr cosas mágicas y las Técnicas de la PNL serán como una varita mágica.

Por: Anita Kozlowski. NLP trainer, NLP therapist, Strategic Business and Success Coach.

Puedes solicitar tu primera Sesión Virtual sin costo por Skype, desde tu email, WhatsApp, visitando nuestra Pagina de Contacto o en nuestra tienda clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *