Instalando Estrategias de Motivación con PNL

Cuando se trata de instalar una estrategia de motivación con PNL, es importante recordar que no todas las estrategias de motivación con PNL son igualmente buenas para todos y que cuando se trata de instalar una estrategia de motivación en alguien, tenemos tres opciones.

Estas son:

  1. Utilizar la técnica de Obtención de Estrategias tomando una estrategia de alguien bien motivado e instalarla en uno mismo o en otra persona, esto es usando el Modelado con PNL.
  2. Buscar una estrategia de motivación que tu (o tu cliente) ya utilizan y reutilizar en un nuevo objetivo / tarea.
  3. Construir una nueva estrategia de motivación.

Para la mayoría de las personas, la mejor opción es la segunda. Esta se explica en el ejercicio de Motivación con PNL!.

La opción uno puede ser lograda en la misma forma que la opción dos, entre dos personas. Recuerda que, debes asegurarte de que elegiste a alguien que ya ha tenido éxito en la estrategia!.

La tercera opción es la que creemos la más interesante, así que vamos a entrar en detalles sobre cómo podríamos construir una verdadera estrategia de motivación ‘de la nada’.

En primer lugar, es necesario un buen entendimiento del uso de las submodalidades.

Qué submodalidades hacen algo mas creíble? – utiliza la hoja de cálculo de submodalidades con PNL para averiguarlo.

Qué submodalidades logran aumentar el apego emocional a algo?

Por ejemplo, si sabes que, utilizar una imagen de una torta de mate o negro / blanco ayuda a evitar que alguien coma una torta, entonces lo contrario probablemente va a motivarlo.

En general tu puedes casi adivinar qué submodalidades puedes utilizar con un cliente, pero es mejor realmente validarlos haciendo la prueba con él.

Además, ¿qué tipo de voces le gustan al cliente? Recuerdo que hace varios años trabajando con una entrenadora en PNL, ella tenía una voz maravillosa y ‘sexy’ que cualquier hombre hubiera sido motivado a hacer casi cualquier cosa que ella le pidiera! Ese es el tipo de voz que quiero en mi cabeza que me motive a alcanzar mis metas!

Si la persona tiene una voz muy particular que a la gente le gusta, puedes hacer que les diga algo para que les motive. Si tienes personas a tu alrededor podrías pedirles también repetir las palabras “tú puedes” o algo similar, durante la instalación. Al utilizar las voces de esta manera es importante averiguar cuál es la posición que mejor funciona. Mucha gente parece ser motivada mejor por voces que vienen a ellos desde atrás.

¿Qué otros elementos podemos utilizar en nuestra estrategia de motivación con PNL?

¿Podría el cliente a lograr más si visualiza la meta ya terminada, o si se visualiza a sí mismos trabajando en la consecución del objetivo mientras disfruta de la actividad?

Un elemento que puedes o no agregar es una emoción o sentimiento especial. A menudo, si los elementos utilizados logran instalar la motivación, el sentimiento o emoción de motivación se producirá automáticamente, de lo contrario lo mejor es “tomar prestada”, la sensación de otra motivación que el cliente posea y usarla.

En el siguiente ejemplo se supone que hemos recopilado toda la información necesaria antes de la instalación.

Instalación de la Estrategia de Motivación

Una instalación estándar de una estrategia de motivación con PNL es simple. Una vez que sepas qué submodalidades, voces internas y sentimientos tu vas a usar, simplemente pide al cliente que recuerde qué es lo que le gustaría ser motivado a hacer, y entonces añade los “ingredientes” y cambia las submodalidades. Si estás trabajando con un sentimiento entonces hay dos opciones. La primera es la de construir la sensación y entonces traer la imagen mientras mantienes la sensación y ajustas las submodalidades en ese punto.

Otra opción sería, si tu estás usando un sentimiento pre-existente y trabajas con voces externas es construir el sentimiento y anclarlo, y luego durante la instalación disparar el anclaje mientras el cliente imagina su objetivo con las submodalidades cambiadas previamente. Si vas a trabajar de esta manera entonces en el momento en que disparas el ancla traes elementos auditivos en la mezcla.

Un elemento interesante que he visto utilizar durante la instalación de estrategias de motivación es el movimiento físico. Con el cliente sentado en una silla, en el momento de disparar el ancla y cuando las voces están gritando “tu puedes”,  desplazar el respaldo de la silla ligeramente hacia delante obligando al cliente a perder el equilibrio levemente y a enfrentarse a sí mismo a evitar caer en el suelo. Esto tiene el efecto especial de hacer que el cliente se incline o avance cuando piense en su objetivo.

Recuerdo que, la primera vez que intenté la instalación de una estrategia de motivación con PNL quedé muy sorprendido de lo fácil que fue. ¿Eso es todo? Pensé.

Teniendo en cuenta el esfuerzo que hacemos para obtener la estrategia, las instalaciones parecen sorprendentemente sencillas!