Ayuda a Tus Hijos a Superar La Ansiedad

Nunca me había sentido tan impotente como me sentía, cuando veía que mis hijos estaban ansiosos. Sabia que están físicamente seguros, pero veía que en sus pequeñas mentes luchaban, no se sentían tan seguros como yo quería. De hecho, se sentían lo opuesto a estar fuertes y esto era doloroso y abrumador.

Como padres, es nuestro trabajo mantener a nuestros niños seguros. Pero ¿cómo podemos mantenerlos a salvo de sus propias mentes, de sus propios pensamientos?

Podemos apoyarlos y escucharlos y tratar de hablar con ellos del asunto. Sin embargo, a veces ellos creen lo que la ansiedad les está diciendo mucho, y argumentan en contra de nuestras palabras. Incluso las palabras que les decimos pueden hacerlos sufrir.

“Tu no tienes que preocuparte por eso. Esto no va a suceder. Lo que la ansiedad te está diciendo no es verdad. Yo nunca te dejaría a la medianoche y me iría a Australia dejándote solo.”

Mi corazón se quiebra y quiero entrar en pánico por la sensación de no poder hacer nada mas. Caer presos del pánico, por supuesto, es lo peor que podemos hacer. Si entramos en pánico, ellos lo harán mas aun.

Esta emoción se transmite de forma inmediata. Tu entras en pánico y el temor en ellos se fortalece. Se hace más real. El miedo no es objetivamente el problema. Cuando los niños experimentan ansiedad, el problema es el miedo al miedo. Y lo más importante sobre su estado mental es comprender cómo los niños se sienten.

Si tu hijo piensa que sentirse ansioso es la peor sensación del mundo, esta será la peor sensación del mundo para él. Si ellos creen que están indefensos, realmente ellos lo sentirán así.

La buena noticia es que, tú puedes ser una gran influencia sobre CÓMO tus niños piensan acerca del temor.

Ayuda a tus hijos con la ansiedad usando las siguientes herramientas:

  1. Modelar Confianza y Calma.

Los niños toman el ejemplo de sus padres o responsables. Mi hija a menudo se preocupa sobre si podrá ser recogida de la escuela – como si nos fuéramos a olvidar de ella. Cada vez, le explico que, siempre sé que voy a recogerla y le digo que en la escuela está a salvo si no logro llegar a tiempo. Una vez, ella me dijo: “Tu nunca te preocupas acerca de nada.”

Le dije, mírame a la cara cuando estés preocupada. “Sólo si tu me ves preocupada, tu deberías estarlo.” Sus temores son enormes para ella, pero disminuyen cuando ella no me puede convencer de su temor.

  1. Tener Confianza en Ellos.

Ten confianza de que tus hijos están bien, incluso si tienen ansiedad. La ansiedad es una experiencia subjetiva, y cada evento de ansiedad no es más que una oportunidad para deshacerse de ella. Recuerda a tus hijos de las habilidades y conocimientos que tu ves en ellos, que pueden ayudarles a resolver su ansiedad. Esto les ayudará a encontrar y saber manejar esas habilidades más fácilmente. La confianza, como la preocupación, son contagiosas. Entonces piensa sobre lo que te gustaría que ellos sintieran.

  1. Haz que Ellos hablen de sus Temores.

La Ansiedad infantil se hace mucho más grande cuando ellos no lo dicen en voz alta. Los niños piensan, que si ellos hablan de sus temores, podría ser mucho peor. Por lo general, ellos mejoran cuando lo hacen. En sus mentes, las preocupaciones son diez veces más aterradoras. A veces los niños se notan enojados o desinteresados y no nos damos cuenta de que es la ansiedad la causa el problema. Si ellos pueden decirlo, esto ayuda enormemente, así que, haz preguntas sobre sus preocupaciones.

Entonces, puedes tranquilizarlos, o reír con ellos de lo tonto que aquella preocupación era.

  1. Personifica la Ansiedad.

Los niños a menudo sienten que la ansiedad es parte de su identidad, que es parte de ellos. Esto hace que se sientan más fuera de control. Dar a las preocupaciones una identidad separada mantiene la identidad del niño intacta. Esto ayuda a los niños a sentirse capaces, porque ahora ya no están luchando contra si mismos. “Desde fuera,” la ansiedad se ve diferente y es menos aterradora. A veces esto es todo lo que necesitas hacer.

  1. Convence a Él o a Ella que, no tiene por qué tener miedo.

Por ejemplo, si ellos tienen miedo de que se enfermen, lista para ellos las cosas que tu haces y las que ellos mismos hacen para que ellos se mantengan saludables.

Esto funciona mejor cuando tú estás convencido. Haz tu propio trabajo primero. El miedo de tu hijo a menudo refleja tus miedos. (A menudo Nuestros niños viven nuestros problemas.) Convéncete a ti mismo que no necesitas tener miedo. Esto les ayudará a ellos más que cualquier otra cosa.

  1. Toma Acción.

La acción vence el miedo. La impotencia o el temor nos hace sentir fuera de control. Darles algo que hacer, alguna tarea o actividad les puede ayudar a contrarrestar el miedo. Por ejemplo, en respuesta a pensamientos trágicos, preparar alimentos u otra tarea junto con ellos, puede sustituir la impotencia por tranquilidad, dando confianza a tus hijos.

  1. Haz que Hagan cosas un poco mas difíciles.

Nuestro instinto sobreprotector nos lleva a querer salvarlos de las dificultades. Pero esto a menudo provoca que el miedo gane sobre ellos. Cuando tu niño no elige hacer algo por miedo, a veces es importante impulsar a hacerlo. Este es tu trabajo como padre, enseñarles que pueden tener confianza en sí mismos al hacer cosas que no quieren hacer (o que están demasiado temerosos de hacer).

“El Amor es la Contra del Temor.”

Hagas lo que hagas, lo más importante es aprender a confiar en ti mismo, a confiar en tu hijo, y a permanecer conectados. Nuestros hijos están pasando por sus propios procesos mentales, ellos van a tener dificultades, y esto es lo que les ayuda a crecer. Como padres, no podemos salvarlos de todos los problemas. Ellos deben experimentar los problemas para que puedan aprender las habilidades y hacer frente a los peores eventos o dificultades que puedan venir más tarde.

Ámalos a través de sus luchas y confía en que van a estar bien. Las luchas son sólo experiencias de la mente. Las cosas suceden, pero podemos superarlas. Enseña a tus hijos habilidades y deja que ellos vivan sus propias experiencias. Tu puedes estar allí para amar y amablemente guiarlos.

Puedes registrarte y solicitar tu primera Sesión Virtual grátis por Skype, escribe a [email protected] o envía un mensaje a nuestro WhatsApp: +573016751548, escribe y cuéntanos de tu situación visitando nuestra Pagina de Contacto o conoce y solicita nuestras soluciones PNL en nuestra tienda haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *